Paisajes


Tensión sin esfuerzo entre la línea seguida hasta ahora y su aproximación a la naturaleza, mística, sentida en Oriente -estética taoísta- también en Occidente, frente a la cual el hombre muestra su indudable pequeñez. (…) Sus cuadros están impregnados de una visión Oriental del universo, en la que la naturaleza ofrece su forma de fluir y de mutar, convertida en serena maestra de la que hay que aprender, y con la que cabe extraer, y lograr, lecciones armoniosas de sabiduría artística.
Juan Sáez Carreras
(Fragmento extraído de la crítica publicada en la Opinión, Murcia. 30-05-2003.).